Música Clásica online - Noticias, eventos, bios, musica & videos en la web.

Música Clásica y ópera de Classissima

Joseph Haydn

domingo 5 de julio de 2015


Ya nos queda un día menos

3 de julio

Bruce Broughton en Sevilla

Ya nos queda un día menosHace veinte o veinticinco años el concierto de ayer me hubiera entusiasmado: Bruce Broughton (Los Ángeles, 1945) en el Teatro de la Maestranza dirigiendo a la Sinfónica de Sevilla en un programa que incluía obra cinematográfica propia en la segunda parte y ajena en la primera. Pero uno se va haciendo viejo y los gustos van cambiando, y lo que antes amaba con locura -la música escrita para la gran pantalla- ahora me interesa bastante menos que los Beethoven, Brahms y compañía. Claro que también el problema de que lo de anoche me aburriera a ratos puede deberse a que, dicho sea sin ánimo de ofender a mis admirados organizadores del evento, las obras no estuvieran siempre bien escogidas. Se abría el programa con el tema escrito para Los Vengadores por Alan Silvestri, el otro compositor que, junto con el protagonista de la velada, renovó el sinfonismo de mediados de los ochenta a la sombra más de John Williams que de Jerry Goldsmith, pero sin la inspiración de ninguno de ellos (no me olvido del recientemente fallecido James Horner, pero ese seguiría pronto otro sendero muy distinto). Volviendo a The Avengers, el tema es una perfecta muestra del tan correcto como un tanto vacío buen hacer de Silvestri, de quien un servidor hubiera preferido escuchar su Capitán América o, por descontado, Regreso al futuro. Siguió El último samurai, de Hans Zimmer: música "de sintetizadores" transcrita para gran orquesta con resultados efectistas y pretenciosos a más no poder, señas de identidad de un compositor al que no dudaría de tachar de mediocre si no fuera porque al principio de su carrera hizo cosas muy interesantes y recientemente nos ha legado una obra maestra absoluta llamada Interstellar. El tema de amor de El primer caballero es bonito, pero la suite de la partitura escrita para la ridícula cinta de Jerry Zucker se antoja en exceso larga para la escasa inspiración evidenciada por mi otras veces admiradísimo Jerry Goldsmith, de quien minutos más tarde se ofrecería su -esta vez sí- excelente música para Star Trek: Primer contacto. Completaban la primera parte la vistosa marcha de Basil Poledouris para Starship Troopers y el poco interesante tema principal -el resto de la partitura está mejor- del propio Broughton para Perdidos en el espacio. La música de este autor resulta fácil de definir: sinfonismo entroncado en la escuela estadounidense de los Copland y compañía, ese mismo que explicaba de maravilla Leonard Bernstein en uno de sus célebres conciertos para escolares, y del que aquí brevemente podemos señalar su carácter en buena medida épico y afirmativo, su lirismo sencillo un tanto naif y su atención centrada mucho antes en la fuerza melódica que en los aspectos tímbricos, rítmicos y armónicos de la escritura. En este sentido, Broughton ha sido el más claro continuador de esa senda cinematográfica que se abre con el citado Copland, continuó con Elmer Bernstein y alcanzó su mayor inspiración y popularidad con el hoy anciano John Williams. ¿El problema? Pues que la inspiración de Broughton no suele ser muy elevada, y al final uno tiene la sensación de que sus partituras para la atracción de Eurodisney From Time to Time, el videojuego Heart of Darkness -interesantes hallazgos humorísticos aquí- y las películas De vuelta a casa y Los rescatadores en Cangurolandia podrían ser perfectamente intercambiables; incluso también lo podría ser Tombstone si no fuera por su inconfundible sabor a western. Al final, la verdad sea dicha, uno no sabe su dejarse llevar por la sencillez y el vuelo lírico de sus melodías o enojarse por la ampulosidad de los metales y la percusión, o por sus tan efectivos como vulgares contrastes decibélicos. A destacar, eso sí, tres partituras de mediados de los ochenta que le dieron justísima popularidad a su autor: Más allá de la realidad, Bigfoot y los Hendersons (primer disco que tuve de Broughton, aquí en divertidísimo homenaje a Haydn y Mozart) y, sobre todo, El secreto de la Pirámide, obra maestra absoluta en la que su autor evidenció una muy apreciable inspiración en las melodías, un espléndido dominio de la orquestación y, sobre todo, una manera de escribir música minuciosamente descriptiva ("Mickey Mousing" se llama a eso) alcanzando la más extraordinaria categoría musical. De las interpretaciones no hay mucho que decir: como evidenciara en sus grabaciones de Jason y los Argonautas y Julio César (Bernard Herrmann y Miklós Rózsa respectivamente), Broughton es muy buen director de orquesta, así que no tuvo problemas en obtener un excelente partido de la Sinfónica de Sevilla, especialmente de unos metales a los que aquí se exigió potencia y redondez en grado sumo. Los violines me gustaron menos: cuando hubo que imitar a Mozart en Bigfoot, la ROSS evidenció sus habituales problemas con el clasicismo. Expresivamente Broughton también lo hizo muy bien, mostrándose centrado y entusiasta, aunque eché de menos matices en las dinámicas y cuidado en las transiciones, muy particularmente en Star Trek, que me sonó en exceso rígido y acartonado. Dos propinas: la magnífica Silverado -otro de sus grandes logros de juventud- y la más aristada y sombría Moonwalker, escrita para una cinta protagonizada por Michael Jackson. Entusiasmo indescriptible entre un público lleno de frikis (las entradas volaron: yo me saqué la mía en cuanto se pusieron a la venta) al terminar un concierto que, de haberse escogido con más tino el repertorio, podía haber sido mejor de lo que a la postre terminó resultando. En cualquier caso, ¡enhorabuena y que se repita! Sevilla necesita volver a ser el referente en música de cine que fue durante años.

Ópera Perú

1 de julio

Sinfonietta Tallinn en Ciclo Sinfónico de la SFL

Elenco estonio presentará dos conciertos este miércoles y jueves, en el Gran Teatro Nacional y en el Auditorio Santa Úrsula. (Difusión SFL) Continuando con su Ciclo Sinfónico, la Sociedad Filarmónica de Lima presenta este miércoles 1 de julio a las 8:00 p.m. en el Gran Teatro Nacional a la Glasperlenspiel Sinfonietta Tallinn de Estonia, dirigida por el maestro Darko Butorac. Se anuncia además la participación como solista de la pianista Lisa Smirnova. El programa que ofrecerán mañana es el siguiente: Obertura de “Las Bodas de Fígaro”, de Mozart; Concierto Nº 5 en mi bemol mayor, op. 73 “Emperador” y Sinfonía Nº 7 en la mayor op. 92, de Beethoven. Además, presentarán un segundo concierto extraordinario el jueves 2 a las 7:45 pm. en el Auditorio Santa Úrsula. El programa se mantiene, pero en vez del concierto "Emperador" de Beethoven, interpretarán la Sinfonía no. 60 en do mayor, H. 1/60 "El distraído" de Haydn. Sigue a Ópera Perú en Facebook y Twitter.La solista será la pianista Lisa SmirnovaLa Glasperlenspiel Sinfonietta Tallin se ha presentado en prestigiosos escenarios de Europa como en el Palais des Beaux-Arts de Bruselas, el Concertgebouw de Ámsterdam, el Gran Salón de la Filarmónica de San Petersburgo y Cologne Philharmonic Hall, siendo aclamados en cada concierto. Durante los últimos años, también se ha presentado en Suiza, Austria, Italia, Finlandia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Brasil, Chile, Argentina, Uruguay, Grecia, Israel, Irán y ha participado en festivales internacionales de música de renombre como Ars Musica de Bruselas, Festival Pianistico Internazionale de Brescia y Bérgamo, Mittelfest, Attendant Rossini y Emilia Romagna en Italia, Oleg Kagan International Music Festival, Festival de Pascua de San Petersburgo en Rusia, Fajr Music Festival en Irán, entre otros.  Darko Butorac es Director Musical de las orquestas sinfónicas de Tallahassee y Missoula, en los Estados Unidos. Tras su notable debut con la Filarmónica de Belgrado en el 2011, Butorac fue invitado dos veces más por esa misma orquesta para cerrar su temporada 2011 y abrir la siguiente. En América del Norte, Butorac ha participado como director invitado con orquestas como Charleston Symphony, Canton Symphony, Orchestra Seattle y Seattle Chamber Singers, Montana Lyric Opera, y como director principal del Northwest Mahler Festival, en Seattle.Lo más destacado de sus compromisos como director invitado incluyen colaboraciones con la Georgische Kammerorchester Ingolstadt, la Filarmónica de Rubinstein de Lodz, la Orquesta Sinfónica de la Radio de Eslovenia y Kharkov Philharmonic en Ucrania, y las visitas anuales con la Orquesta Giuseppe Verdi de Parma como el director principal del Festival de Ópera de Fidenza, en Italia. Butorac obtuvo en el 2004 el Gran Premio del Vakhtang Jordania International Conducting Competition. En marzo del 2005, fue invitado por la Liga de Orquestas Americanas para participar en el prestigioso Bruno Walter National Conductor Preview, con la Orquesta Sinfónica de Jacksonville. En 2003, Butorac recibió de David Zinman una beca para estudiar en la American Academy of Conducting, en el Festival de Música de Aspen. A su regreso a este mismo festival en el 2004, Butorac fue nombrado Director Asistente de la Opera Theater Center Aspen y trabajó con Julius Rudel y Arnold Oestman. También ha trabajado intensamente en el Brevard Music Center, Aspen Music Festival y en la Universidad de Indiana. Sus principales mentores son David Effron, Jorma Panula, Imre Pallo y David Zinman. La venta de abonos y entradas para el primer concierto se puede hacer en Teleticket de Wong y Metro. Las entradas para el concierto extraordinario del jueves se pueden adquirir, desde 20 soles, en las oficinas de la SFL. Informes al 4457395 - 2426396 y a informes@sociedadfilarmonica.com.pe 




Ya nos queda un día menos

22 de junio

Kirill Petrenko a la Filarmónica de Berlín: de piedra

Lo acabo de escuchar en la rueda de prensa ofrecida en directo por la Digital Concert Hall: la Filarmónica de Berlín ha nombrado como sucesor de Simon Rattle a Kirill Petrenko (Omsk, Rusia, 1972), actual director de la Ópera Estatal de Baviera. Como ellos mismos acaban de decir, ¡solo les ha dirigido tres veces! Se queda uno de piedra. No puedo entrar a valorar la categoría de este señor, porque hasta ahora solo le he escuchado una Segunda de Elgar que me pareció de escaso interés en lo que a la labor de batuta se refiere. Por otra parte, bien es verdad que se han escuchado grandes alabanzas a su Anillo en Bayreuth por parte de críticos y aficionados, pero conociendo cómo está el patio (me viene a la mente esos sevillanos aplaudiendo enloquecidos el mediocre Haydn del zafio y hortera Enrico Onofri), cada día me fío menos de las opiniones de los demás. Dicho esto, ¡qué oportunidad perdida! Dejando aparte a Barenboim, para mí el mejor director del orbe pero en absoluto dispuesto a abandonar a su Staatskapelle de Berlín, Andris Nelsons era sin duda la opción ideal para la Berliner Philharmoniker: joven, entusiasta, bienhumorado y, sobre todo, rebosante de talento en eso que llamamos “el gran repertorio”, es decir, el territorio natural de la excelsa formación alemana. ¿A cuántos directores de la actualidad se les puede escuchar, por ejemplo, un Brahms como el que hace Nelsons? Por eso mismo salté de alegría cuando alguien difundió antes de tiempo una noticia que resultó no ser cierta, la elección del maestro letón como nuevo titular, y ahora me quedo desencantado ante la designación de este señor del que no sé en absoluto qué esperar, pero que en principio me parece tan poco estimulante como la de Daniele Gatti para la Concertgebouw. Ojalá me equivoque.



Ópera Perú

5 de junio

Sociedad Filarmónica de Lima en junio

La Sociedad Filarmónica de Lima prepara su mes mas intenso, trayendo a superestrellas de la música clásica. Este mes veremos en Lima a los Interpreti Veneziani, a Joshua Bell y su orquesta St. Martin in the Fields, al Cuarteto Leipzig, y a los pianistas David Fray y Evgeny Kissin. Además de dos películas dentro de su ciclo “Música en el cine”.TEMPORADA DE ABONO, Auditorio Santa Ursula (Av. Santo Toribio 150 San Isidro), 7.45 p.m.  Martes 9: Interpreti Veneziani de ITALIA. Programa:Vivaldi, “La Follia” para cuerdas y clavecín RV 63; Concierto para dos violines, chelo, cuerdas y clavecín op. 3 Nº 11 “Estro Armonico”; Concierto para chelo, cuerdas y clavecín RV 423. Concierto para violín, cuerdas y clavecín RV 172; Sinfonía para cuerdas y clavecín RV 711 “Il Farnace”.Pugnani Kreisler (Fritz Kreisler), Preludio y alegro. Paganini, “Polacca con variazioni”  Jueves 18: Cuarteto Leipzig. ALEMANIA.Programa:Beethoven, Gran fuga, en si bemol mayor, op. 133.Mozart, Cuarteto K.V. 458, “La Caza”.Brahms, Cuarteto para cuerdas Nº 2 en la menor, op. 51 Martes 23: David Fray, piano FRANCIA. Programa:Schubert:  Sonata en mi menor, D 566; Sonata en la menor, D 784, Op. 143; Sonata en sol mayo, D 894, Op. 78 Sábado 27: Evgeny Kissin, piano RUSIA. Programa:Mozart, Sonata para piano N° 10 en do mayor, K. 330.Beethoven, Sonata para piano N° 23 en fa menor, op. 57.Brahms, 3 Intermedios, op. 117.Albéniz, Granada, Cádiz, Córdoba, Asturias.Larregla, ¡Viva Navarra!CICLO SINFONICO, Gran Teatro Nacional (Avs. Javier Prado y Aviación, San Borja), 8 p.m. Jueves 11: Joshua Bell, violin y Academy of St. Martin in the Fields. INGLATERRA/EEUU. Programa:Mozart, Obertura Las Bodas de Fígaro.Mendelssohn, Concierto para violín y orquesta en mi menor, op. 64.Beethoven, Sinfonía N° 3 en mi bemol mayor, op. 55 “Heroica”IV Ciclo la Música en el cine: 11 a.m. Sala Azul del Centro Cultural PUCP. Ingreso libre, capacidad limitada. Sábado 20: “Mahler en el diván”, de Percy y Felix Adlon. Sábado 27: “El jardín de Celibidache”, de Serge Ioan Celebidache.Sigue a Ópera Perú en Facebook y Twitter.Interpreti VenezianiDefinido como "un nuevo ensamble en el escenario de conciertos italiano e internacional", en 1987 nacía la orquesta de cámara Interpreti Veneziani ganando inmediatamente una alta y positiva reputación gracias a su exuberancia juvenil y todo el brío italiano que caracteriza sus presentaciones.  Llegando a su XXVII Temporada de Conciertos en Venecia, Interpreti Veneziani cuenta hoy con más de 60,000 espectadores cada año en todo el mundo. El secreto de su éxito está en el talento de cada uno de sus músicos en la interpretación barroca, clásica y moderna de su repertorio, involucrando además gran emotividad y virtuosismo.De hecho en estos últimos años, han resultado verdaderos protagonistas en sus giras a lo largo de América del Sur, EE.UU., Japón, Australia y Canadá que se continúan alternando cado año en el calendario del grupo con conciertos en las salas más prestigiosas. Otros importantes éxitos han surgido a través de sus presentaciones en los Festivales de Melbourne y Bayreuth, en una serie de conciertos en el Palacio Real de Estocolmo, también por su participación en la telemaratón de Visión Mundial en el Teatro Kirov, un concierto en el Osaka Symphony Hall emitida en directo para la radio japonesa, y conciertos en el Suntory Hall de Tokio y el Kjoi Hall. En 2013 tocaron por primera vez en la India, y este año regresan a América Latina y Japón.La actividad discográfica de este ensamble musical se enorgullece de un disco compacto producido por la casa discográfica Musikstrasse con música de Giuseppe Tartini, 19 discos compactos grabados por la casa discográfica InVeNiceSound y un LP producido por el prestigioso Air Studios de Londres.Los Interpreti Veneziani no se limitan a sus conciertos. También crearon el Museo de la Música, que tomó forma gracias a la colaboración de la colección M° Artemio Versari en 2001, y puede encontrarse en Venecia en la iglesia de San Maurizio.El Museo de la Música se compone de una exposición dedicada a la luthería italiana (fabricación de instrumentos musicales) con el objeto de representar a su máxima época barroca. El propósito de este museo es que los visitantes logren experimentar el sonido de instrumentos - obras de arte – realizados por fabricantes tales como Amati, Guadagnini y Goffriller, creando un momento de perfección absoluta en una combinación de belleza e historia.Joshua BellEs uno de los violinistas más famosos de su época. Su incansable curiosidad, su pasión y multifacéticos intereses musicales, le han ganado el particular título de "superestrella de la música clásica". Recientemente nombrado Director Musical de la Academy of St. Martin in the Fields, Bell es la primera persona en ocupar este cargo desde que Sir Neville Marriner fundó la orquesta en 1958.Lo más destacado de su temporada de verano 2014 incluyó actuaciones junto a las Orquestas Sinfónicas de Indianápolis y Detroit, y la Filarmónica de Los Ángeles y Nueva York, además de presentaciones en Aspen y en los festivales de Ravinia, Verbier, Salzburgo, Mostly Mozart y Tanglewood, así como dos conciertos con la Filarmónica de Nueva York en el Central Park de Nueva York.El año 2015 comenzó con giras europeas con la Academy of St. Martin in the Fields y con la Orquesta de Cámara de Europa; también inició una gira de recitales por los Estados Unidos y Canadá junto al pianista Sam Haywood. Próximamente realizará actuaciones como solista invitado junto a orquestas como The Munich Philharmonic y la Ochestra Nacional d'España, además de tres conciertos de música de cámara checa en el Wigmore Hall de Londres junto al violonchelista Steven Isserlis y el pianista Jeremy Denk.Artista exclusivo de Sony Classic, Bell ha grabado más de 40 discos. En octubre del 2014 HBO transmitió el documental Joshua Bell: Una clase maestra de arte joven, coincidiendo con el tan esperado lanzamiento de su álbum de Bach grabado junto a la Academy of St. Martin in the Fields. Otra grabación reciente es el disco Musical Gifts from Joshua Bell and Friends, con colaboraciones de Chris Botti, Chick Corea, Renée Fleming, Plácido Domingo y otros.Bell recibió el Premio Grammy por el Concierto de violín de Nicholas Maw. También ha sido nominado a este premio por su interpretación de Fantasía de Gershwin, así como por su grabación Short Trip Home, junto al compositor y virtuoso contrabajista Edgar Meyer. Ha colaborado con Wynton Marsalis en el álbum para niñosEscucha al Narrador, y en Movimiento Perpetuo de Béla Fleck. Ambos trabajos también se hicieron merecedores del Premio Grammy. Destacan también su participación en las bandas sonoras de diversas películas como El violín rojo, La última primavera e Iris.Ha aparecido en publicaciones que van desde The Strad y Gramophone a la revista Time, The New York Times, las 50 personas más bellas de la revista People, USA Today, The Wall Street Journal, GQ, Vogue y el Reader’s Digest, entre muchos otras publicaciones.En el 2013 fue honrado por el New York Chapter, The Recording Academy; en el año 2012 por la Fundación Nacional de YoungARTS, y en el 2011 recibió el Paul Newman Award for Services to the Arts and Children y elMoment Magazine Huberman Award. Asimismo en el 2010 fue nombrado "Instrumentista del Año" por Musical America y en 2009 fue nombrado Hombre del Año por fomentar la educación a través de la música. En el 2007 fue galardonado con el Premio Avery Fisher y reconocido como Joven Líder Global por el Foro Económico Mundial. Lo consagraron en el Salón de la Fama, en Hollywood, en el 2005.Actualmente Bell forma parte del comité de artistas del Kennedy Center y de la Junta de Directores de la Filarmónica de Nueva York. Academy of St. Martin in the FieldsLa Academy of St. Martin in the Fields es reconocida por su pulido y refinado sonido enraizado en  una excepcional maestría musical. Fundada en 1958 por Sir Neville Marriner a partir de un grupo de destacados músicos londinenses y sin contar con la conducción de un director musical, la Academy ofreció su primera actuación en la iglesia del mismo nombre el 13 de noviembre de 1959. Originalmente dirigida por Sir Neville desempeñándose como su líder, el espíritu colegiado y la flexibilidad del pequeño ensamble original, que por mucho tiempo actuó sin conductor, sigue siendo su sello distintivo. Esta tradición aún continúa hoy con el virtuoso violinista Joshua Bell como director musical.Con más de 500 grabaciones hasta la fecha, la Academy es una de las orquestas de cámara que cuenta con la mayor cantidad de grabaciones en el mundo. Obtuvo su primer disco de oro por la grabación de Las cuatro estaciones de Vivaldi, en 1969; y en el año 2007 por su grabación junto a Joshua Bell, llegó a posicionarse en el puesto Nº 1 en el clásico Billboard Chart. Ha tenido a su cargo la interpretación de las bandas sonoras de películas como Amadeus –ganadora de 13 discos de oro-, y El Paciente Inglés , ganadora de un Oscar por Mejor Música. En Marzo de 2013, la orquesta y Joshua Bell lanzaron su primera grabación para Sony Classical, de las Sinfonías Nº 4 y 7 de Beethoven, bajo dirección de Bell.La Academy hizo su primera gira en Europa, en el año 1967. Actualmente realiza unos 100 conciertos cada año por todo el mundo, con un máximo de 15 giras por temporada. Tanto la Academy y como el Ensamble de Cámara de la Academy estuvieron de gira durante todo el 2013-14, visitando diferentes ciudades del Reino Unido, Europa y los EE.UU. Murray Perahia fue quien dirigió la orquesta como director principal invitado en un tour por Europa durante los meses de noviembre y diciembre, mientras que Joshua Bell lideró una importante gira por los EE.UU. en marzo de 2014.  Conjuntamente con sus conciertos y giras, la Academy sigue presentando una variedad de charlas previas a los conciertos, eventos y ensayos abiertos al público. Outward Sound, la comunidad y programa de aprendizaje de la Academy, ofrece oportunidades innovadoras de producción musical a participantes de todas las edades, orígenes y distintas habilidades, que de otra manera no podrían tener acceso a la música.El repertorio de la orquesta para la temporada 2013/2014 incluyó Sinfonías de Beethoven, Stravinsky, Haydn y Mozart y Conciertos de Bach y Brahms. Lo más destacado de esta temporada fue Marriner a los 90, una celebración del cumpleaños 90 de Sir Neville Marriner, que incluyó un concierto en el Royal Festival Hall de Londres, donde participaron tanto Sir Neville, como Murray Perahia y Joshua Bell. Cuarteto LeipzigLas más de 90 grabaciones del cuarteto, que abarcan desde Mozart hasta Cage incluyendo las obras completas de Brahms, Mozart, Mendelssohn, Schubert y la completa segunda Escuela de Viena, han sido recibidos con elogios de la crítica internacional y le han dado al grupo reconocimientos como el Diapason d'Or, dos nominaciones para el Cannes Classical Award y el ECHO-Klassik (1999, 2000, 2003, 2008 y 2012).De las 18 grabaciones que se realizaron del Quinteto de la trucha de Schubert, la revista francesa Répertoire eligió la grabación de este cuarteto con el pianista Christian Zacharias, como la mejor grabación de esta obra.En varias oportunidades el cuarteto ha ganado el Quarterly Prize of the German Record Reviewers, obteniendo el último por su grabación de Minimax de Hindemith y los Cuartetos de Kurt Weill. Desde el 2009, el cuarteto es invitado por el maestro Claudio Abbado para ser miembro de la Orquesta del Festival de Lucerna y asistir como profesores invitados en la Universidad del Arte de Tokio.David Fray“Una de las experiencias musicales más atractivas de los últimos tiempos [...] Fray suena como ningún otro pianista". Norman Lebrecht David Fray, considerado como "el intérprete de Bach más original e inspirado de su generación", David Fray mantiene una activa carrera como solista y músico de cámara en todo el mundo. Ha colaborado con los más distinguidos directores como Marin Alsop, Pierre Boulez, Semyon Bychkov, Christoph Eschenbach, Asher Fisch, Daniele Gatti, Paavo Järvi, Kurt Masur, Riccardo Muti, Esa-Pekka Salonen, Yannick Nézet-Séguin y Jaap van Zweden, entre otros.Asimismo, ha realizado actuaciones con principales orquestas en Europa como la London Philharmonic, Royal Concertgebouw, Bayerische Rundfunk, The Deutsche Kammerphilharmonie Bremen, Deutsche Sinfonie Orchester, Salzburg Mozarteum, Orchestra del Teatro alla Scala, Orchestre de Paris, Orchestre National de France y Orchestre de l’Opéra national de Paris.En el 2009 hizo su debut en los Estados Unidos con la Orquesta de Cleveland, seguido de actuaciones con las orquestas sinfónicas de Boston, San Francisco y Chicago, así como las orquestas filarmónicas de Nueva York y Los Ángeles. A estos le sucedieron  debuts en el Carnegie Hall, Mostly Mozart Festival en New York, así como en el Chicago Symphony Hall.Para su temporada 2015, Fray tocará con Academy of St. Martin in the Fields, London Philharmonic, Orquesta Sinfónica de São Paulo, Budapest Festival Orchestra, Orchestre de Paris, Tonhalle Zurich, Orchestra del Teatro alla Scala and the Vienna Symphony Orchestra. Adicionalmente, ofrecerá conciertos en el Theatre de Champs Élysées en París, Filarmónica de Berlín y la Fundación Van Cliburn en Fort Worth, Texas. En música de cámara, colaborará una vez más con el violinista Renaud Capuçon en la interpretación de las Sonatas de Bach y Beethoven.Fray ha recibido múltiples premios, incluyendo el prestigioso premio Echo Klassik como Instrumentista del Año y el Premio Talento Joven del Festival de Piano de Ruhr. En el 2008 fue nombrado Revelación del Año por la BBC Music Magazine.Artista exclusivo de Warner Classics, grabó su primer disco con obras de Bach y Boulez con gran éxito por parte de la crítica. Esta producción fue elogiada como "el mejor disco del año" por el London Times y el diario belga Le Soir. Su segundo lanzamiento fue la grabación de un concierto para piano de Bach, con The Deutsche Kammerphilharmonie Bremen, premiado por la German Recording Academy, y seguido de Moments musicaux e Impromptus, de Schubert.Recientes lanzamientos incluyen un recital Schubert, Concierto para piano de Mozart con la Philharmonia Orchestra de Londres y Jaap van Zweden; y las Partitas Nº. 2 y 6 junto con la Tocata en do menor, de Bach. En el 2008, la cadena de televisión ARTE +7 presentó el documental David Fray records Johann Sebastian Bach, dirigido por el renombrado realizador francés Bruno Monsaingeon, que  luego fue lanzado en formato DVD.Evgeny KissinConsiderado uno de los pianistas clásicos más dotados de su generación, Evgeny Kissin se ha ganado la admiración de todo el mundo por la musicalidad, profundidad y calidad poética de sus interpretaciones, así como por su extraordinario virtuosismo. Ha colaborado y ofrecido conciertos con varios de los más grandes directores, como Abbado, Ashkenazy, Barenboim, Dohnanyi, Giulini, Levine, Maazel, Muti y Ozawa, así como con las más importantes orquestas del mundo. Kissin nació en Moscú en octubre de 1971 y comenzó a tocar de oído e improvisar en el piano a la edad de dos. A los seis años, ingresó a la Moscow Gnessin School of Music para niños prodigio, donde fue alumno de Anna Pavlovna Kantor, que ha sido su única maestra. A los diez años, hizo su debut interpretando el Concierto para piano KV. 466 de Mozart, y a los once ofrecía su primer recital como solista en Moscú. En 1984 atrajo la atención internacional cuando a los 12 años de edad interpretó los Conciertos para piano Nº 1 y 2de Chopin, en la Gran Sala del Conservatorio de Moscú, con la Filarmónica Estatal de Moscú bajo la dirección de Dmitri Kitaenko. Este concierto fue grabado en directo por el sello discográfico Melodia, y un álbum de dos discos fue lanzado al año siguiente. Debido al enorme éxito de esta grabación, la disquera lanzó cinco discos más de sus conciertos en vivo. Las primeras presentaciones de Kissin fuera de Rusia se dieron en 1985, en la antigua Europa del Este. Debutó en gira por Japón en 1986; y en 1988 actuó con Herbert von Karajan y la Filarmónica de Berlín, en el concierto de Año Nuevo transmitido a nivel internacional. En 1990 hizo su primera aparición en los BBC Proms de Londres y, debutó en los Estados Unidos, interpretando los dos conciertos para piano de Chopin con la Filarmónica de Nueva York, dirigida por el legendario Zubin Mehta. Ese mismo año, abrió la temporada de centenario del Carnegie Hall con un espectacular recital, grabado en directo por BMG Classics.Ha sido distinguido con numerosos premios y galardones. Recibió el Crystal Prize de la Osaka Symphony Hall a la mejor interpretación de 1986. En 1991 fue elegido Músico del Año por la Academia de Música Chigiana de Siena, Italia. Fue invitado especial en la ceremonia de los Premios Grammy de 1992, visto por más de mil millones de personas, y en 1995, se convirtió en el más joven instrumentalista del año, elegido por la prestigiosa revista Musical America. En 1997, recibió el prestigioso Triumph Award por su contribución a la cultura rusa, uno de los más altos honores concedidos en su país, convirtiéndose también en el más joven receptor en la historia de este galardón.También ha sido distinguido como Doctor Honoris Causa de la Música por la Manhattan School of Music; ha recibido el Premio Shostakovich, uno de los más altos honores musicales de Rusia; ha sido nombrado miembro de honor de la Royal Academy of Music de Londres y, más recientemente, recibió un Doctorado en Letras Honorífico de la Universidad de Hong Kong.Sus grabaciones también han recibido numerosos premios. Ha ganado el Diapason d'Or y el Grand Prix de La Nouvelle Academie du Disque en Francia. Su grabación de obras de Scriabin, Medtner y Stravinsky (RCA Red Seal) le valió un Grammy en el 2006 al Mejor Solista Instrumental y, en 2002, fue nombrado Solista del Año por Echo Klassik. Su más reciente Grammy lo obtuvo en el 2010 a la Mejor Interpretación Solista Instrumental (conorquesta), por los Conciertos para piano Nº 2 y 3 de Prokofiev, con la Philharmonia Orchestra de Londres dirigida por Vladimir Ashkenazy (EMI Classics).Su extraordinario talento inspiró el documental Evgeny Kissin, el don de la música, del director Christopher Nupen, editado en el 2000 por RCA Red Seal.MAHLER EN EL DIVÁN de Percy y Felix Adlon. Alemania-Austria, 2010. Con Johannes Silberschnieder, Barbara Romaner, Karl Markovics, Friedrich Mücke. 105 min. (Digital)El filme aborda la conflictiva vida sentimental del célebre compositor austríaco y evoca con humor los encuentros con su contemporáneo, Sigmund Freud, durante la terapia que siguió en Viena luego de enterarse de la infidelidad de su esposa. La película retrata una época en la que una carta es capaz de hacer caer el mundo en pedazos. Esto le sucede a Gustav Mahler cuando abre un sobre rotulado a su nombre por error, tal vez intencionado. El contenido, lleno de súplicas apasionadas dirigidas a su esposa Alma Mahler, 22 años más joven que él. El compositor, que preparaba el estreno de su monumental sinfonía No. 8 cae en la peor crisis de su vida. Agobiado por sentimientos de culpabilidad, Mahler busca la ayuda profesional del célebre psicoanalista. EL JARDIN DE CELIBIDACHE. Película documental dedicada al director de orquestra y compositor de origen rumano, Sergiu Celibidache, y realizado por su hijo. 1998, Francia, 141 min. Dirección, guión y producción: Serge Ioan Celibidache. Fotografía: Brian Hook. Sonido: Hervé Poissonnier.Megalómano, dictador, gurú, genial…Muchos calificativos para definir a un solo hombre: Sergiu Celibidache (1912-1996), director de orquestra de origen rumano. Pero ¿quién fue este Maestro que siempre rechazó las grabaciones en discos? Sin imponer respuestas, la película “El jardín de Celibidache” ofrece elementos para que cada espectador se haga su propia opinión sobre la personalidad de este hombre fuera de lo común. Realizada por su hijo, Serge Ioan Celebidachi, la película sigue al Maestro en giras y en ensayos con la Filarmónica de Múnich.Proyección realizada con la colaboración de la Fundación Sergiu Celibidache y la Embajada de Rumanía.Sigue a Ópera Perú en Facebook y Twitter.

Ópera Perú

11 de mayo

Salzburg Chamber Soloists este 16 de mayo

Dfusión SFL(Difusión SFL) Continuando con su Temporada de Abono 2015, la centenaria Sociedad Filarmónica de Lima presenta este sábado 16 de mayo en el Auditorio Santa Úrsula a la agrupación Salzburg Chamber Soloists, que llegará acompañada del pianista Andreas Klein como solista. El programa que ofrecerá es el siguiente: Adagio y fuga para cuerdas en do menor, KV. 546 de W.A. Mozart, Concierto para piano N° 4 de L. van Beethoven; Preludio de la ópera Tristán e Isolda, de R. Wagner en un arreglo para cuerdas por S. Gürtler; y Noche transfigurada Op. 4, de A. Schöenberg.Sigue a Ópera Perú en Facebook y Twitter. Salzburg Chamber Soloists En 1991, el violinista Lavard Skou-Larsen y un grupo de músicos colegas decidieron formar un ensamble inusual, cuyo objetivo era interpretar música de cámara orquestal con la libertad que caracteriza a los solistas. Su inspiración fue el inolvidable Sandor Végh, cuyo carisma ha sido una considerablemente influencia para muchos miembros del grupo.Ya en su primer año de existencia, la orquesta realizó su primera gira por los Estados Unidos y Canadá, y gracias a su éxito surgieron invitaciones para numerosos conciertos con celebridades como Boris Belkin, Mischa Maisky, Michel Dalberto, Rodolfo Bonucci, Jean-Bernard Pommier, Giora Feidman y Alexander Lonquich. Otro gran suceso fue la participación de la orquesta en La Folle Journée Mozart en Nantes (Francia), en 1995. Desde entonces, se han presentado en el Concertgebouw; la Philharmonie de Berlín; el Théatre des Champs-Elysées, París; la Tonhalle de Zurich; el Teatro Municipal de Río de Janeiro; Teatro Colón, y otras importantes salas de concierto.Los Salzburg Chamber Soloists suelen presentarse regularmente en numerosos festivales, entre ellos el de la Academia Chigiana de Siena; el Turku Musikfestival de Finlandia; el Festival Mozart en Würzburg; el Schubertiade de Roskilde; el MIDEM de Cannes; y el Salzburger Kulturtage.En Enero de 2002 el grupo realizó una gira por Alemania junto a la actriz Senta Berger, interpretando Las 8 estaciones de Antonio Vivaldi y Astor Piazzolla. Un especial suceso en el año 2003 consistió en una gira por Alemania junto a Giora Feidman, interpretando klezmer judío junto a tango argentino.En el 2006, celebrando el aniversario de los 250 años del nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart, la orquesta realizó 17 conciertos en Salzburgo en el prestigioso Grosser Saal des Mozarteums.Desde el 2008 la orquesta toca regularmente en el concierto de apertura de la Academia Internacional de Verano del Mozarteum/Salzburgo, en calidad de orquesta residente.En el 2013 debutaron en Nueva York en el Metropolitan Theater. Para la temporada 2014/15 actuarán como ensamble de música de cámara oficial en el ciclo de conciertos "Resonancia" de Le Havre, Francia. Andreas Klein, pianoEl pianista de origen alemán Andreas Klein se ha distinguido como un artista dinámico y convincente, gracias a su dominio de una amplia gama de colores tonales e imaginativas interpretaciones. El New York Times se ha referido a Klein como "Un artista fascinante… hace que los silencios suenen como música".La carrera de Andreas Klein como solista lo ha llevado a los lugares más prestigiosos del mundo, desde el Wigmore Hall de Londres, la Filarmónica de Berlín, el Carnegie Hall de Nueva York y el Alice Tully Hall, al Kennedy Center de Washington DC. Se ha ganado elogios de la crítica por sus actuaciones en ciudades como Berlín, Roma, Milán, Berna, Leipzig, Dresde, Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Washington DC y la Ciudad de México.Su repertorio incluye todos los conciertos de Mozart y Beethoven. Asimismo, ha colaborado con algunos de los mejores conjuntos de la actualidad. Durante el año del Aniversario de Mozart, realizó el Concierto de Mozart KV 415 con la orquesta de cámara Salzburg Chamber Soloists a lo largo de todo Estados Unidos. El Washington Post escribió "el articulado y fluido pianismo del inteligente solista Andreas Klein conjugó bellamente con el sonido de la orquesta en esta obra cristalina" en respuesta a su actuación en el Kennedy Center junto a la orquesta de cámara Festival Strings Lucerne.En el 2009, se unió nuevamente a la agrupación Salzburg Chamber Soloists en una conmovedora interpretación de la versión para cuerdas del Concierto para Piano Nº 4 de Beethoven. Klein interpretó el mismo concierto junto al Kammerakademie Neuss, en Düsseldorf y recientemente se unió al Cuarteto Casals interpretando el Quinteto para piano de Schumann en las principales ciudades de Estados Unidos.Las grabaciones de sus discos han recibido grandes elogios de la crítica, de directores y presentadores por igual. El Deutschland Sender y la radio DS Kultur registraron y conservaron sus interpretaciones de obras de Busoni, Ginastera, y Stravinski para sus archivos.Andreas Klein se graduó en la Escuela Juilliard y complementó sus estudios con el legendario Claudio Arrau y Nikita Magaloff. Copias de su disertación sobre los Estudios de Chopin se encuentran en las bibliotecas de la Sociedad Chopiniana de Viena y Leipzig, y descargables en la Biblioteca de la Universidad de Rice.  ProgramaW.A. MOZART (1756 – 1791)Adagio y fuga para cuerdas en do menor, KV. 546 L.VAN BEETHOVEN (1770 – 1827)Concierto para piano N° 4  (arreglo para cuerdas por S. Gürtler)RICHARD WAGNER (1813 – 1883)Introducción de Tristán und Isolde A. SCHÖNBERG (1874 - 1951)Noche transfigurada Op. 4Notas al ProgramaWolfgang Amadeus Mozart  (1756 – 1791)Wolfgang Amadeus Mozart nació en Salzburgo, Austria, el 27 de enero de 1756. Fue el hijo menor de Ana María Pertl y de Leopold Mozart, un músico que prestaba servicios en la corte del Príncipe-arzobispo de Salzburgo. Desde muy niño, Wolfgang mostró su condición de genio musical pues era capaz de interpretar obras leídas a primera vista, de improvisar y de componer. Consciente de que su hijo era un niño prodigio, Leopold lo llevó de gira por diversas ciudades europeas en las que Wolfgang impresionó a los aristócratas por su habilidad para tocar el clavecín y otros instrumentos. Sus presentaciones públicas empezaron con un concierto en la Universidad de Salzburgo realizado en setiembre de 1761, es decir, cuando tenía cinco años de edad. En enero de 1762, pocas semanas antes de cumplir los seis años, Wolfgang se presentó con su hermana Nannerl en Múnich ante el príncipe elector de Baviera. Unos meses después (setiembre de 1762), toda la familia emprendió un viaje más largo que la llevó a Passau, Linz, Viena y Bratislava. En Viena los hermanos Mozart tocaron para la emperatriz María Teresa y alcanzaron un éxito notable en diversos salones aristocráticos. Los viajes continuaron en los años siguientes pues Leopold supo sacar el máximo provecho de las presentaciones de sus hijos. Múnich, Augsburgo, Mannheim, Maguncia, Frankfurt, Coblenza, Aquisgrán fueron ciudades visitadas por los Mozart, cuyos pobladores tuvieron el privilegio de escuchar a los precoces y talentosos músicos que se dirigían a París. El éxito en Francia fue notable: pasaron dos semanas en Versalles, donde tocaron para Luis XV en varias oportunidades. En París, el niño Wolfgang publicó cuatro sonatas para clave. Se trataba del caso insólito de un compositor que a tan temprana edad (siete años, dice el texto de la publicación de las sonatas) viera impresas obras suyas (eran las obras K. 6,7, 8 y 9).Los éxitos continuaron en Londres con conciertos ante el rey Jorge III y la reina Sophie Charlotte, conocedores y amantes de la música, y con difíciles pruebas musicales a las que se sometió Wolfgang, quien las venció con solvencia inexplicable en un niño. Por aquellos tiempos, el joven músico inició la creación de sinfonías y obras vocales. Después de haber pasado quince meses en Londres, los Mozart fueron a los Países Bajos, donde también permanecieron varios meses. Volvieron a París y luego emprendieron el lento regreso a Salzburgo, ciudad a la que llegaron a fines de noviembre de 1766, tras haber estado en Dijon, Lyon, Ginebra, Lausana, Berna, Zúrich, Augsburgo y Múnich. El viaje había tomado más de tres años, durante los cuales el niño Wolfgang había ampliado sus horizontes vitales y musicales. Si bien su padre fue su único maestro, el contacto con artistas de otros lugares resultó muy provechoso para el niño, quien empezó a forjarse una voz propia en el terreno de la composición. En la estancia en Londres había conocido a Johann Christian Bach, de quien recibió una fuerte impresión e influencia. Los tres viajes que posteriormente realizó a Italia dejaron en él nuevas enseñanzas. Muy útiles le fueron los contactos con Sammartini y, en especial, el Padre Martini, con el cual trabajó el contrapunto. El interés del joven Mozart por la ópera se acrecentó por esa época y obras suyas de ese género se estrenaron con éxito en Milán en 1771 (Ascanio en Alba) y en 1772 (Lucio Silla).En 1773, de vuelta a Salzburgo, empezó Wolfgang Mozart a trabajar en la corte del nuevo Príncipe-arzobispo, Hieronymus von Colloredo, con el cual nunca mantuvo relaciones muy armoniosas. Nuevos viajes lo llevaron a Múnich, Viena, Augsburgo y Mannheim, ciudades en las que se sentía libre de su tiránico empleador de Salzburgo. En 1778 se dirigió a París cargado de esperanza en compañía de su madre. Sin embargo, esta murió sorpresivamente, lo que sumió a Wolfgang en una crisis seria ahondada por la indiferencia de quienes de niño lo habían tratado con tanta benevolencia. Vuelto a Salzburgo en 1789, obtuvo el puesto de organista de la corte de su antiguo amo. Pronto las tensiones se agudizaron tanto, que el joven músico decidió trasladarse a Viena (1781).En 1782, sin el consentimiento de su padre, quien había desempeñado por años un papel importante en el rumbo de la vida de Wolfgang, este se casó en Viena con Constanze Weber. Dos años después, encontró en el movimiento francmasónico la acogida de la que no había disfrutado durante los años de profundo aislamiento en el que se encontraba como artista, según ha hecho notar Alfred Einstein en su famoso libro sobre Mozart.[1]En los años siguientes, a pesar de la creación de grandes obras maestras, algunas de las cuales lograron impresionante acogida, como las óperas Las Bodas de Fígaro y Don Giovanni, en sus estrenos en 1786 y 1787 en la generosa ciudad de Praga, la vida de Mozart se volvió difícil. Una economía precaria y una salud cada vez más deteriorada lo hicieron padecer intensamente hasta el momento de su muerte, la que se produjo en Viena en la noche del 4 al 5 de diciembre de 1791, cuando este genio contaba con solo 35 años.Aunque su vida fue breve, la obra de Mozart es amplísima y abarca una gran variedad de géneros: óperas, música sacra, sinfonías, conciertos para instrumento solista y acompañamiento de orquesta, abundante música de cámara, obras corales, canciones, etc.El Adagio y fuga para cuerdas en do menor (K.546) data de junio de 1788. Previamente, a fines de 1783, Mozart había compuesto una versión de esa fuga para ser interpretada en dos pianos, la cual figura con el número 426 en el catálogo Köchel. El autor la transcribió para cuarteto de cuerdas y le añadió un adagio a modo de preludio que anticipa y destaca el carácter trágico de toda la obra.Desde niño, Mozart se había educado en el contrapunto y lo había usado con habilidad en diversas composiciones; sin embargo, fue su amistad con el Barón van Swieten la que le permitió conocer las grandes obras de J.S. Bach y G. F. Haendel. El referido noble poseía una rica biblioteca donde se conservaban manuscritos de esos importantes compositores, y a la cual Mozart tuvo acceso cuando contaba con 26 años de edad. El estudio de las obras de esos dos grandes compositores barrocos alemanes enriqueció notablemente al joven músico de Salzburgo.El Adagio, en ritmo de 3/4, se despliega a lo largo de 52 compases en los que las notas en staccato, el ritmo y las alternancias entre matices piano y forte crean una cierta tensión y generan un clima de expectativa. Riqueza cromática y osadas modulaciones otorgan a esta intensa pieza un carácter muy especial. Después de un calderón, y sin solución de continuidad, se presenta la extraordinaria fuga a cuatro voces, la que, salvo detalles mínimos repite a la compuesta para dos pianos en 1783. Esta pieza de gran complejidad abarca 119 compases en ritmo de 4/4 y tempo Allegro. Su estilo es severo y el tema a partir del cual está construida encierra elementos cromáticos abundantes. En esta fuga, según Adélaïde de Place, Mozart emplea “con un arte particularmente acabado los procedimientos de la disminución y de la inversión”.[2] Ella se refiere a los recursos que usa el compositor para presentar en ciertos pasajes el tema (sujeto) a partir del cual elabora la extraordinaria arquitectura de esta fuga. Cabe destacar que la interpretación de esta obra por un conjunto orquestal más grande que un cuarteto de cuerdas permite apreciar en ella una peculiar y bella riqueza sonora.La fuga se inicia con la presentación del tema en los instrumentos más graves (violonchelos y contrabajos), luego toman el tema, sucesivamente, grupos de instrumentos con registro menos grave (violas), instrumentos más agudos (violines segundos y finalmente primeros violines). Después de una compleja construcción, hacia el final la pieza se vuelve especialmente intensa y culmina con potentes acordes en dinámica fortissimo.Ludwig van Beethoven (1770 – 1827)Ludwig van Beethoven nació en Bonn el 16 de diciembre de 1770. Desde niño manifestó una notable disposición para la música. Debido a ello, el padre, tenor de la corte obsesionado por el ejemplo de Mozart, quiso hacer de él un prodigio, por lo cual lo obligó a estudiar sin consideración. En 1778 lo presentó en Colonia en un concierto de piano y en 1781 lo llevó en una gira de conciertos por Holanda, la que fue un fracaso. Beethoven recibió lecciones de Pfeiffer, van der  Eeden, Rovantino, Koch y Zeese. Neefe lo hizo estudiar elClave bien temperado de J.S. Bach, y las sonatas de Karl Philipp Emmanuel Bach y de Muzio Clementi.En el invierno de 1786 estuvo en Viena, donde conoció a Mozart, quien le dio algunas clases y comentó: «Escuchen a este joven; no lo pierdan de vista que alguna vez hará ruido en el mundo». La enfermedad de su madre lo hizo volver a Bonn, donde ella murió en 1787. Obligado a hacerse cargo de sus hermanos, se vio en la necesidad de pedir el retiro de su padre y que se le entregara la pensión correspondiente para que no fuese despilfarrada. Las penas y sufrimientos que pasó fueron considerables. Sin embargo, encontró un generoso consuelo en la familia Breuning, y llegó a sentir un afecto especial por la gentil Eleonora, a quien dio clases de música a cambio de conocimientos de literatura. Ella se casaría más tarde con el Dr. Wegeler, y Beethoven mantuvo con ellos una estrecha amistad durante toda su vida. Asimismo, halló un decidido protector en el conde Waldstein, hombre de gran cultura y pianista distinguido, que había ido a residir a Bonn por razones políticas; este personaje, después de haber oído a Beethoven, lo proclamó como el heredero legítimo de Mozart y Haydn y lo ayudó eficazmente para que pudiera radicarse en Viena recomendándolo para que se abriese camino.En 1792 Beethoven dejó Bonn, ciudad que nunca olvidaría. Llegó a Viena en noviembre con gran número de obras, la primera de ellas escrita a los diez años, y las publicó más tarde, después de haberlas revisado o refundido en otras que compuso en esa ciudad. Las recomendaciones que traía le abrieron los salones aristocráticos. Recibió clases de Haydn, Schneck, Salieri, Schuppanzigh, Albrechtsberger y Aloys Föster. Su primer concierto como pianista lo dio el 30 de marzo de 1795; pero su presentación ante el gran público con sonado éxito se concretó el 2 de abril de 1800. La gloria parecía sonreírle; sin embargo, ya había experimentado los síntomas de su penosa enfermedad, la sordera, desde 1796. A todos los sufrimientos que había soportado, se añadía ahora la tortura física y psicológica de ir perdiendo el sentido más necesario para su profesión. No obstante, su carrera como prolífico compositor comenzó a afianzarse y ya en esa época los rasgos de su carácter estaban bien definidos. Su sensibilidad se manifiesta en exaltados impulsos de fuerza, de alegría, de tristeza y de profunda melancolía, que arrancan del corazón y que hacen vibrar las cuerdas de sus semejantes.Beethoven compuso cinco conciertos para piano y orquesta, los cuales corresponden a los números de opus 15, 19,37, 58 y 73. El cuarto de ellos, el opus 58, en sol mayor, fue escrito entre 1805 y 1806 e interpretado por primera vez públicamente el 22 de diciembre de 1808 en Viena en una función cuyo programa incluía la Quinta y la Sexta Sinfonías del mismo compositor.El Concierto N° 4 consta de tres movimientos. El primero de ellos, Allegro moderato en compás de 4/4 y tonalidad de sol mayor, se inicia originalmente con una intervención del instrumento solista en dinámica piano y con carácter dolce que se extiende por cinco compases. Después de esta breve intervención, pasa el tema a la orquesta, la que lo amplifica notablemente y luego lo lleva gradualmente a dinámicas forte y  fortissimo. La orquesta presenta después un hermoso segundo tema. Varias ideas secundarias van apareciendo. El piano se encargará de aprovecharlas transformándolas constantemente en su primera intervención larga, la cual está cargada de riqueza musical. Según M. Mila, “… el piano, que tras de los compases iniciales, puestos al principio, casi como un epígrafe, había callado ante la orquesta, comienza su desarrollo, en una de las más prodigiosas manifestaciones de fantasía musical, toda ella poéticamente conmovida, que se conocen. La entonación general sigue siendo la de una beatitud suave, como embriagada de sí misma, unas veces vibrando en un canto desplegado, ora rebosante de figuras de júbilo vivísimo, otras veces dirigiéndose con rápidos pasajes de carácter rapsódico y otras hallando encantadas sonoridades, que ya encierran en germen los elementos poéticos del virtuosismo pianístico de Liszt”.[3]El segundo movimiento, Andante con moto, está compuesto en la tonalidad de mi menor y en compás de 2/4. En esta pieza tan intensa, contrastan las intervenciones alternadas de la orquesta y del solista. Empieza la orquesta en dinámica forte interpretando acordes en staccato que encierran un carácter imperioso. En el quinto compás calla la orquesta; en el sexto, el piano solo en dinámica pianissimo, con entonación molto cantabile y toque ligado, canta una melodía tierna de aire suplicante. El contraste es total: a la fuerza de la orquesta se opone la dulzura del piano. Después de una decena de alternancias entre el poder orquestal y la súplica del piano, este se suelta en la entonación de una hermosa línea melódica no interrumpida por la orquesta. Tres trinos sucesivos sobre fasostenido, la y do interpretados con incremento de la intensidad inician una intensa cadenza que finalmente regresa a la dinámica pianissimo. La orquesta vuelve a sonar, pero ahora muy breve y tenuemente. En los últimos dos compases se escuchan en la orquesta tres acordes de la tonalidad de mi menor, al último de los cuales se superpone un arpegio del piano suplicante.Sin solución de continuidad, sigue el tercer movimiento, un Rondó, en tempo vivace, compás de 2/4 y tonalidad de sol mayor. Esta pieza vivaz introduce una atmósfera que contrasta con el dramatismo del movimiento precedente. Su arquitectura sigue el modelo de construcción A-B-A-B-A-B. Cabe destacar que el empleo de arpegios quebrados, de abundantes pasajes en semicorcheas, de trinos dobles y trinos triples otorgan un carácter muy brillante al movimiento final de este concierto, el cual concluye con una vibrante coda rica en matices dinámicos: en los últimos 19 compases se transita de pasajes de arpegios en tresillos interpretados en dinámicapianissimo hacia el fortissimo final, en el que se afirma con júbilo la tonalidad de sol mayor.Richard Wagner (1813 – 1883)Richard Wagner nació el 22 de mayo de 1813, en Leipzig. Su padre, Karl Friedrich Wilhelm Wagner, murió seis meses después del nacimiento del futuro gran músico. En 1814 su madre, Johanna Pätz, se trasladó a Dresde y se casó con el pintor retratista Ludwig Geyer, quien falleció en 1821.El inquieto joven Richard realizó estudios en la Kreuzschule de Dresde desde 1822. Por aquella época entró en contacto con las obras de los antiguos hombres de letras griegos. En 1824 inició estudios de piano, pero su campo de interés ya era la ópera: entonces se mostraba entusiasta admirador de la obra de Weber. Cuando su familia dejó la ciudad de Dresde (1826), él permaneció en esa ciudad, descuidó los estudios y se concentró en la creación de una tragedia (Leubald), obra que completó en 1828 en Leipzig, ciudad a la que había ido para reunirse con su familia. A partir de entonces, atraído por la música de Beethoven, intenta la composición musical. En los años siguientes realiza estudios de violín, teoría, armonía y contrapunto, y completa diversas obras cortas. En 1832 compone su Sinfonía en do mayor, dos oberturas y otros trabajos musicales, y empieza a escribir libretos para óperas pues pensaba que solo podría componer música para sus propios libretos.Luego vinieron estancias en Wurzburg (1833) y en Magdeburgo (1834), donde asumió el cargo de director de orquesta y conoció a Minna Planer, con quien inició una relación sentimental que lo llevó al matrimonio el 24 de noviembre de 1836. Las dificultades económicas obligaron a la pareja a tomar la decisión de abandonar Magdeburgo y a trasladarse a Königsberg y luego a Riga. En 1838, Wagner empezó la creación de Rienzi, una gran ópera, pensando en presentarla en una importante plaza como París. Después de pasar por Londres, el 20 de agosto de 1839, él y Minna llegaron a Francia. En París, Wagner conoció a un grupo importante de artistas entre los que se encontraban Hector Berlioz y Franz Liszt. Este último acogió al compositor alemán e influyó positivamente en la vida y la obra de Wagner.Un nuevo viaje, en 1842, llevó a Richard y Minna de regreso a Alemania. El 20 de octubre se estrenó en Dresde, con rotundo éxito, la ópera Rienzi: había nacido un gran músico para el público. Los años siguientes fueron muy productivos, pero la participación de Wagner, en 1849, en movimientos políticos revolucionarios al lado de M. Bakunin, lo llevó al destierro. Weimar, donde se encontraba su amigo Franz Liszt, París y Zúrich, fueron los lugares donde encontró refugio. Su prestigio como compositor por aquellos tiempos fue creciendo y los éxitos se sucedieron en diferentes teatros de Europa.Sin embargo, no faltaron en la vida de Wagner los momentos de dificultad económica y las situaciones conflictivas en el aspecto sentimental: la separación de Minna, su peculiar amistad con la esposa de Otto Wesendonk, y el romance con Cosima Liszt, joven hija de Franz y esposa del director de orquesta Hans von Bülow, discípulo de Liszt.El rey Luis II de Baviera, entusiasmado con la obra de Wagner, lo apoyó económicamente y secundó los proyectos del compositor, lo que generó al soberano dificultades políticas dentro de su reino.En 1882 estrenó su ópera Parsifal cuando su salud estaba muy deteriorada. El 13 de febrero de 1883 falleció en Venecia por una enfermedad del corazón que arrastraba desde tiempo atrás.Wagner fue autor de una notable cantidad de óperas importantes por su calidad y por la influencia que ejercieron en el curso posterior de ese género; pero también creó obras orquestales, música coral, canciones, piezas para piano y algunas otras para diferentes instrumentos. Asimismo, realizó arreglos, revisiones, o transcripciones de creaciones de Beethoven, Donizetti, Gluck, Halévy, Mozart, Palestrina y Rossini. Además, destacó como director de orquesta y como escritor, pues publicó decenas de ensayos y textos de variados géneros, algunos de ellos de carácter polémico.Los intereses artísticos de Wagner eran tan amplios, que incluso intervino en la concepción del Teatro de Bayreuth, lugar ideado especialmente para la representación de sus óperas que fue construido con diversos aportes, entre ellos los muy generosos del excéntrico rey Luis II de Baviera.La ópera Tristán e Isolda, una de las obras maestras del género, inspirada en una leyenda celta, se estrenó en Múnich el 10 de junio de 1865, en el Teatro de la Corte. Esta obra, que había sido compuesta entre 1857 y 1859, ejerció gran influencia en los compositores de las generaciones siguientes ya que percibieron en ella el inicio de un lenguaje musical que abandonaba la armonía tradicional. El Preludio de esta ópera, pleno de un lenguaje basado en el empleo de armonías tensas, cromatismos insistentes, un tejido polifónico y variadas modulaciones, es muy complejo y original. Desde el punto de vista de la forma musical, está construido con gran libertad. Durante el desenvolvimiento de la pieza se pueden apreciar continuos contrastes de temas, tonalidades, matices, dinámicas y ritmos que sugieren o expresan los más variados sentimientos que puede vivir el ser humano en la experiencia del amor, desde el apasionamiento desbordado hasta la serenidad. Sebastian Gürtler  es autor de tres arreglos del Preludio de Tristán e Isolda, uno de ellos para orquesta de cuerdas.ARNOLD SCHÖNBERG (1874 - 1951)A. Schönberg nació en Viena el 13 de setiembre de 1874 en el seno de una familia de origen judío. Fue uno de los pioneros de la composición atonal y creador de la revolucionaria técnica del dodecafonismo, predecesora del serialismo. Desde niño interpretaba el violín. Curiosamente este importante creador, que ejerció gran influencia en la música del siglo XX, fue en la práctica un compositor autodidacta. La única enseñanza formal que recibió fue la de Alexander von Zemlinsky, quien le dio algunas clases de contrapunto. Alcanzó una técnica impecable gracias al estudio de los grandes maestros, desde Bach hasta Mahler, quien se convertiría en su protector y admirador. Su primera obra maestra fue el sexteto para cuerdas titulado Noche transfigurada (1899), en el que unió las tendencias programáticas de Brahms y Wagner. La cantata Gurrelieder (1900-11) y el poema sinfónicoPelleas y Melisande (1903) se enmarcaron en un estilo propio del romanticismo tardío. En su Primer cuarteto para cuerdas (1905) mostró una intensidad expresiva más controlada. Una crisis personal y la tendencia hacia un mayor cromatismo lo llevaron a abandonar la tonalidad en algunas partes de su Segundo cuarteto para cuerdas (1908) y en Das Buch der hängenden Gärten (1909). Durante este período expresivo nació la Segunda Escuela de Viena, un grupo de compositores encabezado por Schönberg, entre los cuales se encontraban Alban Berg y Anton Webern. A ellos se los conocía como la Trinidad Vienesa. Al ver que los músicos empleaban una armonía en la que la disonancia no encontraba lugar, Schönberg creó el dodecafonismo, sistema de doce notas, a las que ordenó en una escala cromática especial. Estas tienen el mismo valor y no están sometidas a un centro tonal.Si bien en 1926 obtuvo el puesto de profesor en la Academia de Artes de Prusia, Berlín, en 1933 se vio obligado a emigrar a los Estados Unidos por el nazismo. Se dedicó a la enseñanza, a la aplicación y perfección de su técnica, y continuó su vasta producción musical, que comprende desde óperas, música orquestal, vocal, de solista y de cámara, hasta música religiosa. Falleció en Los Ángeles en 1951.La primera obra maestra y una de las más apasionadas de Schönberg fue concebida en tan solo tres semanas.Noche transfigurada Op.4 (1899) es un sexteto de cuerdas que constituye un poema sinfónico inspirado en el poema Mujer y mundo de Richard Dehmel. El mismo autor trabajó en 1917 una versión para orquesta de cuerdas que revisó en 1943. La obra comprende cinco secciones encadenadas que aluden a la relación de un hombre enamorado y una mujer que le confiesa que está esperando un hijo de otro hombre. La música no pretende narrar los hechos, sino comentar la situación emotiva de los personajes.La primera parte (muy lento) presenta en la tonalidad de re menor un paseo nocturno bajo la luz de la luna. La segunda (más animado) presenta un tema de marcado sabor dramático que corresponde a la confesión de la espera del hijo de otro hombre. Surge, entonces, un largo pasaje en el cual la mayor intensidad recae en el diálogo entre las cuerdas agudas y las graves. La tercera sección retoma brevemente el tema de introducción: es la espera de la reacción del hombre. Esta parte culmina simbólicamente en la alejada tonalidad de mi bemol menor. Luego de su primera reacción, en la cuarta sección, el hombre afirma que el amor que siente por su amada es tan grande, que está dispuesto a hacer de aquel niño su hijo. La obra se afirma en un luminoso remayor y las cuerdas susurran con sordina el segundo tema principal de la obra. En esta parte, en la que triunfa el amor, vuelve el primer tema, pero “transfigurado” por su tratamiento en modo mayor. La quinta sección corresponde a una extensa coda que cierra este himno a la naturaleza y el amor.(Textos de Carlos Gatti Murriel, Profesor del Departamento de Humanidades de la Universidad del Pacífico y del Departamento de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica del Perú).

Joseph Haydn
(1732 – 1809)

Joseph Haydn (31 de marzo de 1732 - 31 de mayo de 1809) fue un compositor austriaco. Es uno de los máximos representantes del periodo clasicista, además de ser conocido como el «Padre de la sinfonía» y el «Padre del cuarteto de cuerda» gracias a sus importantes contribuciones a ambos géneros. También contribuyó en el desarrollo instrumental del trío para piano y en la evolución de la forma sonata. Vivió durante toda su vida en Austria y desarrolló gran parte de su carrera como músico de corte para la rica y aristocrática familia Esterházy de Hungría. Aislado de otros compositores y tendencias musicales hasta el último tramo de su vida, estuvo, según dijo, «forzado a ser original». En la época de su muerte, era uno de los compositores más célebres de toda Europa. Era hermano de Michael, que también fue considerado un buen compositor, y de Johann Evangelist, un tenor. Tuvo una estrecha amistad con Wolfgang Amadeus Mozart y fue profesor de Ludwig van Beethoven. El listado completo de las obras del compositor se puede consultar en el catálogo Hoboken, sistema de ordenación creado por Anthony van Hoboken.



[+] Mas noticias (Joseph Haydn)
21 oct
La Discoteca de H...
3 oct
Ópera Perú
1 oct
Ópera Perú
22 sep
Ópera Perú
22 ago
Esfera Wordpress
14 ago
Scherzo, revista ...
18 jul
La Discoteca de H...
16 jul
Scherzo, revista ...
5 jul
La Discoteca de H...
4 jul
rtve.es - música ...
4 jul
El Blog de Atticus
16 jun
Ópera Perú
15 jun
Pablo, la música ...
14 jun
Ipromesisposi
7 jun
Ya nos queda un d...
5 jun
Pablo, la música ...
29 may
Ópera Perú
27 may
Ópera Perú
21 may
Ipromesisposi
16 may
Pablo, la música ...

Joseph Haydn




Haydn en la web...



Joseph Haydn »

Grandes compositores de música clásica

Las Estaciones Sinfonias Conciertos Opera Sonatas

Desde enero del 2009 Classissima ha facilitado el acceso a la música clásica y ha expandido su público.
Classissima ayuda tanto a aficionados como a expertos de la música clásica en su experiencia con la internet.


Grandes directores de orquesta, Grandes intérpretes, Grandes cantantes de ópera
 
Grandes compositores de música clásica
Bach
Beethoven
Brahms
Chaikovski
Debussy
Dvorak
Handel
Mendelsohn
Mozart
Ravel
Schubert
Verdi
Vivaldi
Wagner
[...]


Explorar 10 siglos de la música clásica...