Música Clásica online - Noticias, eventos, bios, musica & videos en la web.

Música Clásica y ópera de Classissima

Joseph Haydn

domingo 28 de agosto de 2016


Ya nos queda un día menos

25 de agosto

Talibanismo historicista y estilo Mozart

Ya nos queda un día menosA estas alturas de la película, parece claro que el movimiento historicista ha aportado muchas cosas positivas a la interpretación musical, no solo al repertorio en principio más apropiado para el uso de los instrumentos originales, esto es, el que va del barroco hacia atrás, sino también a épocas más recientes, empezando por el clasicismo de Haydn y Mozart. Ha descubierto nuevos colores, renovadas maneras de articular, reveladores claroscuros, acentos insólitos y, con todo ello, nuevas posibilidades expresivas. Bravo. Pero también ha traído con él factores negativos. Uno de ellos es la confusión entre los medios y el fin, marcando como prioridad el uso de unos instrumentos, unos tempi y una articulación determinadas al tiempo que se pierde de vista la intención expresiva, es decir, la idea "detrás de las notas" que el artista, partiendo tanto del conocimiento de la estética de la época y de la personalidad del compositor como de su particular sensibilidad como intérprete, está obligado a poner de relieve para no ser un simple recreador de sonidos. Quedarse en la mera distinción entre los "históricamente informados" y los que no lo son –algunos, incluso, en lo primero en que se fijan es en el número de ejecutantes– resulta un craso error, porque el concepto interpretativo puede ser de lo más diverso. En Mozart, por ejemplo, Frans Brüggen está más cerca de Otto Klemperer que de Roger Norrington, y este a su vez lo está mucho antes de Claudio Abbado que de John Eliot Gardiner. Y este último casi podría hacer pensar en George Szell más que en su compatriota Trevor Pinnock. Otra creencia equivocada que es consecuencia del movimiento historicista –aunque no culpa de éste, sino de aquellos músicos caracterizados por su mal gusto y de aquellos aficionados perezosos de mente– es la de que ligereza sonora equivale a ligereza expresiva, e incluso a fraseo pimpante y frivolón; o de que apostar por el músculo orquestal, por los grandes arcos melódicos, por los tempi reposados y por la reflexión poética equivale a "romantizar" la interpretación. Piensan ellos que limpiar de "adherencias románticas" a Mozart equivale a algo así como quitarle las capas de mugre a la Capilla Sixtina, cuando en realidad lo que están haciendo –me refiero a los malos intérpretes, porque los hay excelentes– es restarle potencia expresiva a la partitura. El pathos y la profundidad emocional, aunque revestidos de las maneras propias de la época, son también un componente esencial del clasicismo. Negarlo supone convertir a Mozart (¡cuántas veces lo hicieron en tiempos pasados algunos de los que no habían ni oído hablar de instrumentos originales!) en una cajita de música o en un amable carrusel de melodías en el que lo más grande del autor, que no es sino su capacidad para reflexionar sobre la condición humana, se diluye por completo. Por otro lado, si en un momento dado puede parecer que aquello suena a Beethoven, no debería nadie escandalizarse: lo que hace grandes a determinados creadores, y el autor de La flauta mágica es uno de ellos, radica en buena medida en su capacidad para adelantarse a su tiempo, abrir nuevas vías expresivas y mirar hacia el futuro. ¿Qué problema hay en que el último movimiento de la Júpiter, que por algo la llamarían así, mire con descaro al poderoso mundo beethoveniano? Desdichadamente, en los últimos años se extiende una actitud intolerante que lleva a ciertos melómanos y críticos a demonizar toda propuesta interpretativa que se aleje de la praxis que ellos creen imprescindibles para acercarse a determinados repertorios. Algunos incluso llegan al extremo de descalificar de entrada a cualquier intento, en nuestros días, de abordar a un Bach o a un Haendel sin instrumentos originales y/o sin plegarse a las propuestas del historicismo. O de calificar como pesadas, mastodónticas, y fuera de estilo –wagnerianas dicen algunos, sin rubor a caer en el más risible tópico– lecturas del repertorio clásico hechas en la mejor línea de los Furtwaengler, Walter, Böhm o Bernstein, directores que –de nuevo aquí hay que fijarse en el concepto– tienen mucho que ver entre sí en lo que son las formas interpretativas, esas de la "gran tradición centroeuropea", pero poco en lo que a la idea expresiva se refiere. Lo curioso es que estos aficionados terminan siendo mucho más papistas que el Papa. Yo diría que auténticos talibanes. Porque algunas de las cabezas visibles del movimiento historicista son más tolerantes que ellos y se niegan en redondo a considerar sus propuestas como únicos modelos a seguir. Además, no confunden –como sí hacen sus ciegos admiradores– la idea expresiva con la materialización concreta de esa idea, que puede resultar de lo más diversa. Fíjense ustedes lo que sobre el Mozart de Leonard Bernstein, para algunos el colmo del "desmelene romántico" –escuchen el "wagneriano" Adagio del Concierto para clarinete que les he dejado arriba–, decía nada más y nada menos que Nikolaus Harnoncourt, un director que no podía ser más distinto al norteamericano en sus planteamientos sonoros: "Aprecio al director Bernstein como intérprete de Mozart. Sus versiones del músico de Salzburgo me han impresionado como ninguna otra. En efecto, tienen un algo más profundo que no es dado escuchar en la mayoría de las interpretaciones realizadas por otros artistas. (...) Y cuando los críticos dijero en Salzburgo que sus interpretaciones de Mozart no eran sostenibles desde el punto de vista estilístico, tuve la sensación de que estaban haciendo afirmaciones completamente injustas. Porque no hay una sola persona en el mundo que pueda decir éste es el estilo de Mozart, aquél no. Nadie puede decirlo. Y si alguien tiene una visión profunda de la obra y es capaz de interpretarla de manera convincente, entonces eso es el estilo de Mozart en este momento".Peter GRADENWITZ: Leonard Bernstein, Espasa Calpe, 1986, pp. 144-145 (las cursivas están en el original).En fin, yo seguiré disfrutando de todos los Mozart, tan variados entre sí, que me llegan emocional e intelectualmente. Los de Furtwaengler, Walter, Klemperer, Kubelik, Böhm, Solti, Giulini o el citado Bernstein; como también del Mozart de Pinnock, Koopman y Brüggen, de algunas grabaciones de Gardiner y de las iconoclastas propuestas de Harnoncourt. Del Mozart que sin duda harán los muchos grandes directores de instrumentos originales que aún están por venir. Y del sublime Mozart que hace hoy Barenboim, por descontado.

Ópera Perú

5 de agosto

Attaca Quartet y su sonido contemporáneo

© SFLPor Gonzalo Tello (Ópera Perú)La Sociedad Filarmónica de Lima (SFL) está de fiesta. Son ya 109 años los que celebran este mes de agosto con recitales y conciertos. Recientemente el pianista israelí Ishay Shaer interpreto los 24 preludios de Chopin en una memorable noche, y dentro de poco regresa a lima la imponente Orquesta Filarmónica de Israel, dirigida por el legendario Zubin Mehta, una de las grandes batutas mas respetadas y solicitadas del mundo y que además goza de popularidad mundial por haber dirigido los conciertos originales de los Tres Tenores, en 1990 y 1994, transmitidos a miles de millones de personas alrededor del mundo.Dentro de estas celebraciones tendremos además por primera vez en Lima a un extraordinario cuarteto de cuerdas. Hablamos del Attaca Quartet, elenco de jóvenes músicos residentes en Nueva York y que tienen basta experiencia y demuestran profunda madurez, a pesar de su edad y haber salido hace poco de las canteras de la prestigiosa escuela Juilliard.Cuartetos de cuerda hay muchos en el mundo, y destacar es muy difícil. El Attaca Quartet ha realizado proyectos especiales que incluyen la colaboración directa con el célebre compositor americano John Adams, interpretando la integral de sus cuartetos. Además, trabajan permanentemente con jóvenes compositores y en los últimos seis años completaron la integral de 68 cuartetos de Joseph Haydn en dos ciclos, tanto en EE.UU como en Canadá.El recital de este interesante cuarteto promete ser muy especial, pues traen un programa intenso con el Cuarteto en re mayor op. 76, Nº 5 de Joseph Haydn; Cuarteto de cuerdas N° 1 “Sonata Kreutzer” de Leos Janáček y finalmente, el Cuarteto de cuerdas en sol menor, op. 27 de Edvard Grieg.Conversamos con Keiko Tokunaga, su violinista principal, sobre los retos que representa ser músico y lograr el éxito en una ciudad tan competitiva como Nueva York. “Definitivamente es muy difícil sobresalir, no voy a mentir. Solo en Nueva York hay cientos de cuartetos maravillosos y extraordinarios, y la competencia es fuerte. Lo que nosotros hacemos para destacar es amar lo que hacemos y ser muy constantes y dedicados. Somos apasionados en todo los que hacemos en nuestros 13 años juntos, y siempre estamos ansiosos de cuando será nuestro próximo concierto. Eso es algo que nos enorgullece y nos diferencia de otros cuartetos”.© SFLHablando de lo que es realizar proyectos que diferencien a los artistas del resto, Tokunaga cree que es muy importante, ya que no se trata solo de tocar bien cualquier repertorio. “Hacer cosas diferentes es importante, ya que mucha gente toca muy bien y hay piezas que se tocan todo el tiempo, como Beethoven, Mozart o Haydn. Algo especial sobre nuestros proyectos es que cuando los hacemos, estamos profundamente enamorados de ellos.  Hace un par de años grabamos un disco con toda la obra para cuarteto de cuerdas de John Adams, y la próxima temporada tenemos dos proyectos: Uno que involucra a jóvenes compositores, lo llamamos “Recently at it”, y serán tres conciertos. Luego tenemos otro en que interpretaremos cuartetos de Beethoven, y en el medio escucharemos obras modernas, así podemos escuchar los orígenes de los cuartetos de cuerda”.Sobre trabajar con nuevos compositores, lo cual siempre es enriquecedor, Tokunaga explica que no solo reciben obras, sino que también las trabajan directamente con varios de ellos. “Algunas piezas que interpretamos fueron escritas para nosotros y hemos grabado la mayor parte de ellas. Es algo que haremos siempre, ya sea encargar nuevas piezas o grabar otras. A veces conocemos a los compositores y trabajamos con ellos. Podemos ver la partitura antes de estar terminada, o simplemente recibimos las obras y las trabajamos. También, cuando el compositor quiere ofrecernos algo la vemos y trabajamos en la que nos guste mucho. Se establece una línea de comunicación con el compositor, así determinamos qué tipo de repertorio interpretar”.Uno de los grandes proyectos del Cuarteto Attaca fue “The 68”, la serie integral de cuartetos de cuerda de Haydn que les tomó seis años interpretar. “Terminamos este ciclo en Nueva York y lo hicimos dos veces, una en Estados Unidos y otra en Canadá. Fueron 23 conciertos en varios años, pues son muchos y es difícil hacerlos en solo una temporada. Hubieron muchos momentos difíciles, para ser honesta, pero nos apasionó hacerlo. Es probable que lo hagamos de nuevo en el futuro, pero por el momento estamos enfocados en otros proyectos. Fue una increíble experiencia adquirida. No todos están grabados o en internet, pero los mejores si están en Youtube”.© SFLPor supuesto, hablamos del complejo programa que traerán a Lima. “Tocaremos el cuarteto no. 5 Op 76 de Haydn, el cuarteto “Kreutzer” de Janáček y El Cuarteto Op. 27 de Grieg. La obra de Haydn es de las mejores que interpretamos en la serie “The 68”, Es una obra que nos gusta mucho , es muy virtuosa y de gran escritura. Janáček ha sido parte de nuestros gratos proyectos del pasado. Hemos interpretado sus dos cuartetos y nos sentimos cercanos a el en termino de texturas y sus emociones. Tiene un sonido único que nos cautiva y es inagotable. Esta “sonata Kreutzer” es una de nuestras piezas favoritas y la historia detrás es también muy poderosa. Probablemente antes de tocarla hablaremos con la audiencia sobre esta obra. A Grieg no lo pudimos interpretar en el pasado. Esta es una obra muy poderosa y romántica, de un bello sonido y que toma mucha energía emocional. Daremos lo mejor de nosotros interpretándola”.El Attaca Quartet se presenta este martes 9 de agosto a las 7:45 pm en el Auditorio Santa Úrsula. Las entradas están a la venta en Teleticket de Wong y Metro. Esta será una gran velada, digna de las celebraciones por el 109 aniversario de la SFL.






Musica Antigua en Chile

6 de junio

Del Barroco Bizarro a La Pasión Galante. Próximo concierto de Grupo Cámara Boecio

Domingo 5 Junio, 12:00 hrs.Salón Blanco Museo Nacional Bellas Artes Metro Bellas Artes Jueves 9 Junio 19:30 hrs. Parroquia Santos Angeles CustodiosAv. Providencia 251, Providencia ENTRADA LIBERADA " La pasión es un estado de excitación febril por un objeto deseado. Podemos hablar que es consustancial al ser humano y que a sido motivo de extendidos debates desde la antiguedad. La música se convirtió en uno de los canales mas apropiados para representar éste estado, ya sea a través de las experimentaciones instrumentales y afectivas del barroco que llegaban a grados de representación bizarras con efervescentes efectos de escalas, pasajes virtuosisticos, melodías ampulosas y sobrecargadas llenas de lirismo hasta las "contenidamente fogosas" representaciones del clasicismo que, ya con otra estética, contenían ése factor trascendental del ser humano que pervive de generación en generación que lo impulsa a buscar incansablemente nuevas experiencias, nuevas miradas. Para compartir éste estado es que hemos invitado a Antonio Vivaldi y a Franz Joseph Haydn a compartirnos su arte. En la seguridad que vibraremos juntos con una música que nos transportará a las emociones de ése "Barroco Bizarro" a veces hasta eléctrico o que nos conducirá a ésa otra faceta del hombre para la cual cambia el contenedor mas no el contenido y que podríamos llamar "Pasión Galante" 

Joseph Haydn
(1732 – 1809)

Joseph Haydn (31 de marzo de 1732 - 31 de mayo de 1809) fue un compositor austriaco. Es uno de los máximos representantes del periodo clasicista, además de ser conocido como el «Padre de la sinfonía» y el «Padre del cuarteto de cuerda» gracias a sus importantes contribuciones a ambos géneros. También contribuyó en el desarrollo instrumental del trío para piano y en la evolución de la forma sonata. Vivió durante toda su vida en Austria y desarrolló gran parte de su carrera como músico de corte para la rica y aristocrática familia Esterházy de Hungría. Aislado de otros compositores y tendencias musicales hasta el último tramo de su vida, estuvo, según dijo, «forzado a ser original». En la época de su muerte, era uno de los compositores más célebres de toda Europa. Era hermano de Michael, que también fue considerado un buen compositor, y de Johann Evangelist, un tenor. Tuvo una estrecha amistad con Wolfgang Amadeus Mozart y fue profesor de Ludwig van Beethoven. El listado completo de las obras del compositor se puede consultar en el catálogo Hoboken, sistema de ordenación creado por Anthony van Hoboken.



[+] Mas noticias (Joseph Haydn)
21 oct
La Discoteca de H...
3 oct
Ópera Perú
1 oct
Ópera Perú
22 sep
Ópera Perú
22 ago
Esfera Wordpress
14 ago
Scherzo, revista ...
18 jul
La Discoteca de H...
16 jul
Scherzo, revista ...
5 jul
La Discoteca de H...
4 jul
rtve.es - música ...
4 jul
El Blog de Atticus
16 jun
Ópera Perú
15 jun
Pablo, la música ...
14 jun
Ipromesisposi
7 jun
Ya nos queda un d...
5 jun
Pablo, la música ...
29 may
Ópera Perú
27 may
Ópera Perú
21 may
Ipromesisposi
16 may
Pablo, la música ...

Joseph Haydn




Haydn en la web...



Joseph Haydn »

Grandes compositores de música clásica

Las Estaciones Sinfonias Conciertos Opera Sonatas

Desde enero del 2009 Classissima ha facilitado el acceso a la música clásica y ha expandido su público.
Classissima ayuda tanto a aficionados como a expertos de la música clásica en su experiencia con la internet.


Grandes directores de orquesta, Grandes intérpretes, Grandes cantantes de ópera
 
Grandes compositores de música clásica
Bach
Beethoven
Brahms
Chaikovski
Debussy
Dvorak
Handel
Mendelsohn
Mozart
Ravel
Schubert
Verdi
Vivaldi
Wagner
[...]


Explorar 10 siglos de la música clásica...